El Yin Yang del famoso “tappsi”

 

POR: VERÓNICA ORLANDO

 

En los últimos meses se ha hecho famosa la aplicación “tappsi”, es práctica, rápida y todo indica que seguro. En los dispositivos sale en las aplicaciones más destacadas y su calificación siempre es buena.

Es tanta su popularidad, que en las reuniones y fiestas todos andan con su celular en la mano y piden la dirección exacta para escribirla en la aplicación y poner “recogerme aquí”.

Acepto que soy una fiel usuaria de esta aplicación y que he tenido excelentes experiencias, pero como en todo lo bueno hay algo malo, tuve un mal momento un día que tome este servicio.

Hay que tener en cuenta que en esta aplicación al usuario le aparecen datos del conductor, placas del carro, número del celular y el mapa por donde el taxista esta, de misma forma el taxista tiene los datos del usuario tales como el número del celular, y el nombre completo.

Lo que me pasó hace unas pocas semanas es que pedí un servicio por “tappsi” cuando me encontraba con unos amigos almorzando en Usaquén. Me confirmaron rápido las placas del carro, el nombre del conductor y en el mapa veía que el carro estaba cerca del lugar donde me encontraba.

Cuando me llegó la notificación de que el carro ya estaba en la puerta esperando por mi, estaba tranquila porque iba en un taxi seguro, me monté y le di la dirección de mi casa. Al llegar el taxista me cobró $2.000 de recargo por pedir el servicio de la aplicación y $1.500 por el servicio “puerta a puerta” cuando solo iba yo como pasajera.

La verdad acepto que me sé todos los recargos que un taxista puede cobrar, como los nocturnos, los de la llamada por teléfono, los de los “banderazos”, los de los días festivos y los domingos, pero jamás me habían cobrado por dejarme en la puerta de mi casa y menos por usar el servicio de tappsi cuando lo he usado más de una vez.

Así que me quejé más que todo por el servicio que el señor me cobraba por dejarme en la puerta de mi casa, porque no estaba muy segura del servicio de la aplicación. Me puse brava, lo acepto. Realmente no fui muy amable que digamos con el señor así que me baje indignada a buscar información, cuando de la nada recibí unas llamadas a mi celular del taxista insultándome.

Como moraleja hay que estar bien informados de las aplicaciones que se bajan. Averigüé y me dijeron que solo me pueden cobrar $500 por llamar el taxi o pedirlo por la aplicación, ahora hay una nueva categoría dentro de la aplicación que se llama VIP, funciona en horas pico y ahí si le cobran al usuario $2000 más para que el servicio llegue mucho más rápido.

Efectivamente no me tenían que cobrar por dejarme en la puerta de mi casa porque es realmente ilógico.

Como usuaria la aplicación es excelente pero también tiene sus cosas malas como el insulto del taxista por medio de llamadas…

Advertisements